November 27, 2009

Cienciologia Climática

(Posted en DLV el 24/11/09)

Hace casi una semana, unos supuestos hackers entraron en el sistema informático de la Unidad de Investigación Climática (CRU) de la universidad inglesa de East Anglia. Este centro financiado por el gobierno británico está dedicado a la recolección y tratamiento de datos relacionados con el supuesto cambio climático, y es especialmente conocido por la gráfica de “palo de hockey” que publicaron hace ya varios años, y por las notorias contribuciones de sus miembros en los informes del panel IPCC de la ONU. Poco después aparecieron unos extraños comentarios en varios blogs de temática relacionada con la climatología, con enlaces a un fichero llamado “FOI2009.zip” y un corto texto:

“Creemos que la climatología es, en la situación actual, demasiado importante para mantenerla encubierta. Por eso cedemos una selección aleatoria de correspondencia, códigos y documentos. Esperamos que arrojarán algo de luz sobre la ciencia y la gente [que hay] tras ella. (…)” (la traducción es mía).

El fichero contenía 160 megabytes de datos climáticos de naturaleza varia, programas de tratamiento de datos, varios documentos y gráficas y un millar de emails de los servidores de la CRU, que databan de entre escasas semanas de antiguidad hasta más de diez años. En pocos días varias personas de la esfera cientifica (y algunas de fuera de ella) empezaron a trabajar en verificar la autenticidad del material, y a indagar en él, y lo que se ha encontrado es… preocupante. Fuera de la profesionalidad que uno esperaría encontrar de un grupo de reconocidos científicos líderes de su campo, entre los emails y documentación, se han encontrado numerosas pruebas de:

  • Corrupción del proceso de “peer-review” de artículos científicos, obstaculización de publicaciones de artículos “escépticos” en varios journals científicos (entre ellos Nature y Science) y en los informes del panel IPCC, confabulación para evitar la entrada de científicos escépticos en organizaciones cientificas asociadas y para expulsar a los que ya están allí.
  • Manipulación y filtro intencionado de datos con fines políticos, para ocultar episodios pasados calientes como el Periodo Cálido Medieval (MWP) y los años 30-40, y episodios de bajada de temperaturas como los años 50-70, desvio de resultados hacia cifras “convenientes” (léase, que muestren calentamiento), uso de programas numéricos privados y sin posibilidad de revisión por otros científicos del campo.
  • Ocultación y destrucción de datos varios protegidos por la ley Freedom of Information (FOI) inglesa y la Freedom of Information Act (FOIA) americana, y conspiración para evitar que dichos datos puedan ir a parar en manos de científicos “no amigos”.

Desde el punto de vista estrictamente legal, el tercer punto es con mucho el más grave, pues es una violación flagrante de la ley, con el segundo punto como falta administrativa de gravedad discutible. Pero cualquier científico que se precie se estará dando de golpes contra la pared al leer los dos primeros apartados, pues representan nada más y nada menos que una perversión descarada de la ética y el método cientifico moderno, gente y organizaciones que, pese a ser humanas e imperfectas, se consideraban de cierto prestigio y rigor, y que en cuestión de escasos días se ha visto que no lo eran. Las repercusiones de todo ello no se quedarán aquí, pues a medida que vayan saliendo nuevas revelaciones de la montaña de datos varias otras entidades podrían verse afectadas, entre ellas otras universidades y journals de prestigio, mucha gente se caerá de su sillón, decenas si no centenares de estudios deberán ser revisados, entre ellos los últimos informes anuales del panel IPCC, y el standing mundial del que goza la teoría del Anthropogenical Global Warming (ya amenazada con la emergencia de varios nuevos modelos en los últimos años) podría perder el poco fundamento que aún conserva. Faltará ver si ello se refleja políticamente, aunque hay muchas razones para dudarlo.

La reacción entre varios climatólogos y estadísticos, como Steve McIntyre, que ya sospechaban y en ocasiones habían denunciado este tipo de manipulaciones en el sino de la CRU y otras organizaciones durante años, ha sido mixta. Por un lado hay una cierta alegría por el hecho de que acusaciones que hasta ahora eran poco más que habladurías han tomado de golpe sólidos fundamentos más allá de su imaginación, y la sensación general de vindicación es evidente. Pero por el otro lado, la magnitud de la corrupción ha sido una sorpresa muy desagradable, tanto para ellos como para cualquier persona corriente que haya estado al tanto del asunto. Así como se esperaba encontrar eventualmente una figurativa “pistola humeante”, lo que se ha encontrado es más un metafórico hongo nuclear, evidencias tan descaradas que en un principio se dieron prácticamente por falsas porque eran “demasiado buenas para ser verdad”.

Como ciudadano particular y aspirante a contribuyente de la comunidad científica, mi consejo de Juanito de esta semana es, pues, para Phil Jones, Michael Mann, y demás figuras que hacen política cuando se les paga para hacer ciencia.

PS: Merece la pena notar que varios científicos y bloggers consideran la posibilidad de que la extracción de datos no fuera obra de un hacker sino de un topo de dentro la CRU (hay indicios que apuntan en esa dirección), e incluso algunos creen que podría tratarse simplemente de un fallo de seguridad por parte de la CRU que hubiese liberado los documentos de forma accidental, que luego alguien hubiera encontrado. Ya se verá.

Addendum:

En este post he intentado resumir bastante todo el contenido relacionado, puesto que la cantidad de información y potenciales fuentes de escándalo es inmensa y no había lugar para examinarlo todo, además de que otros ya lo están haciendo, y mucho mejor. Si quereis informaros más del tema haced un poco de periodismo ciudadano y buscad por internet que para eso está. Os dejo unos cuantos links como partida, pero hay muchísimo más.

http://www.climateaudit.org/ (y su mirror http://camirror.wordpress.com/ )

http://www.climate-skeptic.com/

http://wattsupwiththat.com/

http://bishophill.squarespace.com/blog/2009/11/20/climate-cuttings-33.html

http://www.powerlineblog.com/archives/2009/11/024993.php

http://hotair.com/archives/2009/11/22/wapo-reports-on-hadley-e-mails-global-warming-controversy/

Y el lugar donde empezó todo (comentario #10), http://noconsensus.wordpress.com/2009/11/13/open-letter/

Si teneis curiosidad por ver el material por vosotros mismos, aquí va un enlace que puedo garantizar que es auténtico.

Posted by: Sir Sefirot at 11:56 AM | No Comments | Add Comment
Post contains 1004 words, total size 7 kb.

Comments are disabled. Post is locked.
13kb generated in CPU 0.0, elapsed 0.0114 seconds.
33 queries taking 0.0058 seconds, 46 records returned.
Powered by Minx 1.1.6c-pink.